hermandadblanca_pensamientos

Los pensamientos curan

sanacion_0

A través de estas técnicas se puede desintegrar cualquier información almacenada en la memoria celular y sanar la enfermedad física o desequilibrio emocional.

En 2006, el científico Bruce Lipton, un biólogo celular estadounidense, lanzó en su libro un concepto donde asegura que la energía tiene la capacidad de curar cualquier desequilibrio en el cuerpo físico y modificar las creencias, pensamiento y emociones.

Lipton planteaba que lo que condiciona a todo organismo vivo es su “entorno” físico y energético, y los seres humanos, como organismos vivos, estamos condicionados no solo por el entorno sino sobre todo por las creencias. Lo que nos convierte en dueños absolutos de nuestro destino y nuestra salud emocional, mental y física.

El científico tomó tres grupos de células idénticas y las puso en tres placas. Les cambió los componentes del medio ambiente en cada una de ellas. Luego, verificó que en cada una de las placas las células se formaron diferente. Con esto demostró que lo que controla el crecimiento de las células es el ambiente, por lo tanto, es el ser humano el que controla dependiendo de cómo lee el ambiente, de cómo su mente lo percibe, esa es la conclusión de que estamos limitados por nuestra percepción y nuestras creencias.

“La mente a veces necesita justificar y cómo terapeuta e Instructora de ésta técnica, transmito una explicación científica de lo que realizo en las sesiones de sanación y enseño en los cursos”, dice a Tu Día la licenciada Andrea Paolini, terapeuta de Sanación Pránica.

Y agrega: “Desde la infancia los seres humanos vivimos millones de experiencias y almacenamos en nuestras células toda esa información en la memoria por más que no recordemos. Las células aprenden a través de la experiencia y de su contacto con el medio que las rodea; y en nuestra adultez atraemos situaciones, personas y enfermedades de acuerdo a la información almacenada, y no es otra cosa más que la información de conflicto no resuelta lo que despierta una emoción o situación vivida”. Bruce Lipton agrega que una célula está compuesta por materia, información y energía; y la mente también es energía. “Cuando piensas transmites energía, y los pensamientos son más poderosos que la química de los fármacos. Las propias creencias se convierten en un campo energético, una transmisión y ésta se transforma en una señal que es capaz de cambiar el organismo”, comenta la especialista.

Y sigue: “A través de las técnicas de Sanación Pránica, se puede desintegrar cualquier información almacenada en la memoria celular y sanar en la mayoría de los casos cualquier tipo de enfermedad física ya sea leve o grave; desequilibrios emocionales como la ira, el enojo, el pánico, las fobias, el estrés, la ansiedad, y todo tipo de adicciones”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Nombre *
Correo electrónico *
Web